Full Throttle

Full Throttle

Volvemos a la era dorada de las aventuras gráficas con Full Throttle, un título publicado en 1995 por Lucasarts que nos sumerge en un mundo postapocalíptico de moteros. El juego fue originalmente diseñado con el motor SCUMM v7, aunque también fue adaptado en motor INSANE.

Nuestro prota, el duro Ben

Full Throttle se lanzó tanto para PC como para Mac en soporte CD-ROM y fue de los primeros juegos que traían animaciones intermedias en 3D, lo que exigía una tarjeta gráfica algo más potente, en aquella época una mínima de 256 colores.

Junto a esta novedad, Lucasarts amplió el sistema point&click del motor SCUMM con nuevas opciones, como el menú desplegable al hacer clic derecho sobre un objeto con las diferentes opciones o las nuevas acciones como ‘patear’ o ‘amenazar’.

Sin duda, un juego avanzado para la época, ya que Sierra era la que dominaba el género de aventura por aquel entonces con grandes títulos como Sam&Max o Phantasmagoria.

Full Throttle nos transporta a un mundo muy oscuro basado en las cavilaciones de su diseñador, Tim Schaefer, padre de Monkey Island o Maniac Mansion 2. El argumento se centra en Ben, un duro motero que a su vez es el líder de ‘Los Hurones’. Un día, estando en el bar, recibe una oferta de Malcolm Corley, director de la última fábrica de motocicletas.

Ben rechaza la oferta y en ese momento pierde la consciencia debido a un golpe propinado por los secuaces de la competencia, regida por el presidente Ripburger. Ben aparece en un basurero y decide, para exculparse, resolver la muerte de Corley  reuniendo a su banda y a otras por el camino.

En el transcurso de la historia conocerá a su compañera de aventuras, Mo, mecánica que le ayuda a reparar su moto. Tras ello, cruzarán el desierto y conseguirán llegar a la junta de accionistas, donde Mo recibirá la presidencia de la empresa, tal como constaba en el testamento de Corley. Ben y Mo denuncian a Ripburger y quedan exculpados.

El archienemigo, Mr.Ripburger

La ambientación de Full Throttle es muy oscura. Con entornos metálicos, zonas industriales o bares de carretera desolados que se adaptan a la perfección a los modelos de los personajes en tono cartoon pero de estética rocker. Esto es un aspecto que le da un toque distintivo, ya que los juegos normalmente estaban ambientados en mundos fantásticos o lugares menos comunes.

El tema sonoro es muy acertado. La banda sonora y los efectos están a la altura de las expectativas, aunque la curva de dificultad del juego es poco elevada, así como su duración, que pese a ello ha hecho de Full Throttle un juego de culto para los gamers de aventura gráfica por su atractivo y su individualidad.

Follow @elasdelmando

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PC y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s